Imprimir Noticia

Para que Vallarta se recupere, debemos ser creativos: Juan Vela

juan velaPuerto Vallarta, Jal.- Originario de Tampico, Tamaulipas, con estudios de ingeniero mecánico administrador en el Tec de Monterrey; casado, padre de cuatro hijos, aficionado a la pesca y al golf, con siete nietos y jovial aspecto a sus 64 años de edad; Juan Vela Ruiz, vicepresidente de la cadena Velas Resorts afirma que lo más importante para que Vallarta salga adelante es “unir esfuerzos”.

Y ejemplifica: “hay ciertos destinos en México que se recuperan muy rápido porque los inversionistas se ponen más fácil de acuerdo y hacen que las cosas crezcan más rápido; en la Riviera Maya la mayoría de los inversionistas viven ahí; en Los Cabos, igual. Aquí en Vallarta los únicos que realmente vivimos aquí somos los de Tiempo Compartido y esa unión que existe en otros destinos no la tenemos, por eso se nos hace más difícil avanzar; afortunadamente cada día hay más interesados en trabajar de manera coordinada y más liderazgos… todos desde nuestra trinchera hacemos un esfuerzo por el bien de la comunidad. La verdad, nos costó mucho trabajo, fueron varios años; por eso creo que las crisis son buenas, porque nos obligan a hacer cosas distintas, y los resultados los estamos viendo de manera muy patente; eso me da mucho gusto”.

Con una inversión de 700 cuartos en la región, que representan alrededor de 210 millones de dólares y un prestigio muy sólido, la pregunta obligada es:

¿Cuál es el factor de excelencia que caracteriza a grupo Velas?

— Es la combinación de un diseño totalmente diferente en el concepto Todo Incluido, tenemos un producto que es el mejor en el segmento por varios factores: uno, las nuestras no son habitaciones sino suites, con un tamaño promedio de 100 metros cuadrados; dos: nuestro concepto de gastronomía es muy especial; manejamos restaurantes con una calidad capaz de competir con cualquier restaurant de cualquier ciudad del mundo; no tenemos sólo un restaurant de hotel sino restauranteria de primer nivel; tres: tenemos los mejores spas de México.

En Velas Vallarta, la parte del Tiempo Compartido es un concepto destinado a las familias, porque se diseñó originalmente como un condominio; por eso tenemos habitaciones muy amplias, con cocina, sala, comedor… es una unidad muy cómoda para Tiempo Compartido.

– ¿Qué porcentaje de su oferta lo constituye el Tiempo Compartido?

— En Velas Vallarta llega al 60%; y 40% es hotelería

– ¿Y a qué atribuye ese “boom”?

— A que es un producto que da valor; el comprador de Tiempo Compartido adquiere a la misma tarifa a la que le vendemos al mayorista; esto es, un 33 por ciento de descuento que llega al consumidor final; eso lo hace muy atractivo. Además, nuestro tiempo compartido, en México, es muy diferente al de Estados Unidos, allá tal vez las instalaciones tengan mayor tecnología, pero aquí estamos más orientados al concepto hotelero; allá llegas y sólo hay una persona que te recibe; muévete solo, haz las cosas solo; si quieres limpieza tienes que contratarla; no hay servicio de camarista. Nuestro concepto es diferente; ofrecemos servicio y ésa es una de las causas de que sea tan exitoso; además nuestro nivel de servicio es infinitamente mayor al de un hotel en EU; en precio por unidad debemos andar parejos, pero el valor está en el servicio que recibes… otro punto importante es que en los desarrollos de Tiempo Compartido en México el desarrollador se queda; o sea, no vende las unidades y “ya me fui y háganse bolas”; en EU es muy usual eso: se desarrolla un tiempo compartido y después de venderlo la administración queda en manos de la asociación de propietarios, eso siempre genera más problemas; en cambio nosotros conservamos la propiedad, así tú vienes al desarrollo 20 años después y está mejor de cuando compraste. En EU compras un condominio y a veces a los 20, 25 años ya está muy deteriorado; resumiendo: el beneficio para el comprador en México es el precio, la calidad en el servicio y la conservación de su unidad.

La ventaja para la región es que tienes en cada socio de Tiempo Compartido a un embajador de tu destino, porque una vez que alguien compra algo por 25 años, ya se casó con el destino; no importa que no venga todos los años pero ya tiene algo que lo identifica; se siente dueño y se convierte en un extraordinario promotor; insisto, en México tenemos desarrollos de primera, lo cual hace que la gente hable bien y regrese una y otra vez y siga hablando maravillas, porque cada año encuentra algo nuevo y positivo. Al momento de estar ligado con la propiedad y tener un pedacito de su corazón en el desarrollo, es el primero en reaccionar positivamente después de algún desastre natural o inclusive problemas que se perciben en el país, como la inseguridad; son los primeros en investigar bien la situación real, porque es parte de él y eso le importa mucho.

Buenas perspectivas de crecimiento

Pasamos una época muy difícil; del 2008 para acá perdimos una cantidad importante de visitantes extranjeros, especialmente norteamericanos; el destino se fue recuperando poco a poco con el turismo nacional, pero en general la hotelería bajó precios y al bajar precios el que antes venía ya no lo hace y el gasto promedio de tus huéspedes baja, y eso afecta a la comunidad en general; nosotros fuimos de los que más tardamos en recuperarnos; nos pegó en 2008 la crisis hipotecaria de EU, luego la influenza, después la percepción de inseguridad, la quiebra de Mexicana de Aviación, el retiro de los aviones grandes de Aeroméxico… nos pegaron por todos lados, entonces afortunadamente hace unos dos años, logramos un apoyo muy especial de los gobiernos de los estados, tanto de Nayarit como de Jalisco y del federal, a través del Consejo Nacional de Promoción Turística y pudimos armar una bolsa con ellos y con nuestros socios comerciales como nunca se había armado y salimos bajo una misma “sombrilla”, con el nombre de Vallarta-Nayarit, con tan buen resultado que de los 500 mil asientos que perdimos vamos a recuperar unos 150 mil al cierre de este año, y el próximo esperamos tener una recuperación similar, o sea que en tres años debemos estar ya en una curva ascendente. Este proyecto no se debe de dejar nunca, porque al momento que tú dejas de estar en la mente del consumidor te fuiste; los demás destinos siempre procuran estar en la mente del consumidor.

¿Qué estamos haciendo ahora? incrementando los vuelos de EU, abriendo nuevas rutas y frecuencias a Canadá; hay una nueva ruta al Reino Unido; estamos trabajando en Sudamérica tratando de traer vuelos directos, y creo que los próximos dos años ya los tendremos; hay apetito por los destinos mexicanos y Cancún y Riviera Maya ya están muy vistos; yo creo que éste es el destino más atractivo de México en playa… estamos sembrando piezas en todos lados con la idea de recuperar a ese turista.

Ahora, hay que reconocer que ciertas zonas, como el centro de Vallarta se cayeron dramáticamente; uno, porque no había turistas y dos porque con esas rentas cualquiera quiebra. No ha habido esa solidaridad en los propietarios del centro para decir “oye esto está de la fregada, vamos a ajustarnos un año, dos años”, algo así.

Hay que ser creativos y en la parte de la creatividad es en la que como ciudadanos estamos trabajando, hay apoyos muy importantes de la federación para recuperar la zona del centro de Vallarta. En lo personal estoy de acuerdo en que el malecón sea peatonal; si preguntas a los turistas qué opinan del malecón, te van a decir que les encanta, pero sí hay cierta falta de iluminación y de diversidad en el comercio; no hay mucho a que ir al centro, a menos que vayas a un antro. Hay pocos restaurantes, casi todos se han ido a la parte de Los Muertos. Falta atractivo comercial, pero es fácil de entender que no haya quien le meta atractivo comercial si la inversión en renta es muy alta; insisto: falta un sistema de comercialización de renta diferente, con base en los porcentajes de las utilidades, porcentajes de las ventas, algo donde tanto el propietario como el inversionista le entren juntos al riesgo.

En todo negocio hay que ser creativos, es un ámbito muy competitivo; si no, llega otro y nos come vivos; lo único real para mantener una empresa con éxito es renovarse todo el tiempo; si tienes el mejor producto, éste te dura un día, al siguiente tienes que seguir recreando; así debe de ser la mentalidad en los negocios. Yo puedo tener un restaurante que sea exitoso por cinco o diez años y de repente ya no, y no puedo echarle la culpa a otro, o al malecón peatonal, sólo a mí mismo por no haber hecho algo para renovarme. Esa es mi manera de pensar… y nunca había tenido la oportunidad de decirlo.

 

Notas Relacionadas

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments