Imprimir Noticia

Los chambitas

plumazosPuerto Vallarta, Jal.- El trabajo no termina para el 30% de los profesionistas mexicanos, buscan obtener un dinerito extra haciendo chambitas después de concluir su jornada laboral.

Los bajos salarios y la disminución de empleos formales obligan a los profesionales buscar otras fuentes de ingreso, desde alquilar su automóvil, convertirse en chofer, vender productos por catálogo, realizar trabajos como freelance, trabajar como edecanes, emprender pequeños negocios, vender en línea o montar un puesto de tacos en el barrio.

Con ese ingreso extra el sueño de viajar puede ser parte de los planes del año, o bien, se tiene la posibilidad dedarse unos gustitos como una forma de autogratificación; eso cuando no hay hijos, de lo contrario se deben buscar los recursos para cubrir gastos de colegiatura, inscripciones, pañales, uniformes, seguro médico, cuotas de padres de familia, útiles y párenle de contar, el estrés es mayor.

Los jóvenes en lo particular buscan realizarse personal y profesionalmente antes de iniciar una familia, no es por la falta de compromiso, sino que evitan pasar penurias, en todo esto influye significativamente la disminución de empleos, bajos salarios, inseguridad y altos costos de casi todo. “Vivir cuesta caro”, escucho en repetidas ocasiones, eso abre áreas de oportunidad para generar proyectos innovadores.

Por eso es indispensable que los empleados con bajos salarios tengan flexibilidad en las empresas donde colaboran y se reorganicen actividades; se aconseja mantener al personal con estabilidad emocional y motivado, brindarle oportunidades de crecimiento o bien permitirles buscar un ingreso extra, lo cual en muchos casos se logra a través de las nuevas tecnologías de la información las cuales permiten a las personas –profesionistas o no- conseguir dinero y estabilizar su nivel de vida, esto se confirma con los datosestadísticos del Observatorio Laboral de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social(STPS), los ingresos extra representande 5 a 20 mil pesos mensuales.

Al primer trimestre del 2017 con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el Observatorio Laboral registró ocho millones de profesionistas ocupados en el país, de éstos 5 millones dirigen sus esfuerzos a las áreas de Ingenierías, Educación y Económico Administrativas; específicamente las licenciaturas con mayor demanda son Administración y Gestión de Empresas con 852 mil 101 personas ocupadas, de las cuales 67.8 por ciento sí ejerce su profesión.

Las áreas con menor número de personas ocupadas son Ciencias Físico-Matemáticas, Humanidades y Ciencias Biológicas con apenas 319 mil; por ello se registra una baja en las licenciaturas de Formación Docente para Educación Medio Superior, Teología y Silvicultura.

Por otro lado la fuerza laboral femenina representa hoy el 44.8 por ciento de los profesionistas ocupados a nivel nacional, su desempeño es amplio en las Ingenierías, Arquitectura, Educación, Ciencias de la Salud, Humanidades, Ciencias Biológicas, Urbanismo y Ciencias Físico-Matemáticas, de acuerdoa mis indagaciones en informes oficiales.

Según el rango de edad y la formación profesional se percibe que el 80.8 por ciento son trabajadores subordinados y remunerados, el 6.5 por ciento son empleadores y el 12.7 por ciento trabajan por su cuenta. De acuerdo a la ENOE el ingreso promedio es de 11 mil 282 pesos mensuales, aunque los que se dedican a la Arquitectura, Urbanismo y Diseño alcanzan ingresos de 14 mil 145 pesos, en el área Ciencias Físico-Matemáticas 13 mil 230, y en Ingenierías 12 mil 573 pesos.

La situación económica nacional es difícil, niveles de pobreza preocupantes, desempleo y marginación son algunos de los motivos para buscar ingresos extras, lo cual no es adecuado y sí impacta a los profesionales que erogaron miles de pesos para terminar una carrera universitaria y después enfrentar la penuria.

Notas Relacionadas

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments