Imprimir Noticia

Recomendaciones para descifrar las etiquetas de los alimentos: SSJ

etiquetas alimentosPuerto Vallarta, Jal.- De acuerdo con la nutrióloga de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Sigrid Pimentel Martín, los estilos de vida y la industrialización de productos y servicios, han propiciado que la población consuma cada vez más alimentos procesados.

La especialista explicó que lo más recomendable es consumir alimentos naturales, pero si se van a consumir alimentos procesados, es importante saber interpretar o entender lo que dicen las etiquetas de estos productos.

Sobre los ingredientes que contienen las etiquetas, Pimentel Martín detalló que es importante saber que según la NOM-051, los ingredientes deben enlistarse en orden según la cantidad, es decir, el primer ingrediente que se enlista es el más abundante y en orden decreciente se enumeran el resto de acuerdo con la cantidad presente en el producto. Esto es muy importante porque muestra realmente lo que se está comprando.

Con respecto a la fecha de caducidad, la nutrióloga explicó que hace 50 años era difícil pensar que los alimentos pudieran ser comestibles unos días después de su elaboración. Sin embargo, hoy en día, gracias a aditivos, empaques y otros ingredientes que alargan su vida de anaquel y determinadas formas de manejo, los alimentos industrializados pueden durar meses y hasta años.

En este sentido, la NOM-051 establece que es obligatorio poner en la etiqueta la fecha de caducidad del producto. Después de esa fecha, no debe ser comercializado ni consumido dicho alimento.

No obstante, Muchas compañías usan la “fecha de consumo preferente”, que es cuando expira su periodo de comercialización, pero el producto todavía puede ser consumido, siempre y cuando no exceda la fecha de caducidad.

“Cuando vayas de compras, siempre busca la fecha de caducidad. Para no arriesgarte a comer un producto que ya no sirve, evita comprar productos sin fecha de caducidad o no los consumas después de la fecha de consumo preferente”, señaló Pimentel Martin.

Otro aspecto que es importante tener en cuenta en las etiquetas de los alimentos, es que contienen el aditivo glutamato monosódico, que es un potenciador de sabor. Este aditivo también puede aparecer en las etiquetas con otros nombres como Hidrógeno-LGlutamato de Sodio, Aji-No-Moto, GMS y MSG.

“El glutamato monosódico puede causar despertar un hambre ansiosa hasta el punto de incrementar la ingesta hasta en un 40 por ciento, provocando afectaciones como palpitaciones, dolor de cabeza, náuseas, mareos, jaquecas y debilidad en extremidades superiores”.

Finalmente, la especialista alerto sobre el colesterol escondido en los alimentos procesados: “Desgraciadamente, muchos alimentos de los supermercados contienen grasas vegetales parcialmente hidrogenadas, también llamadas ‘grasas trans’ que se acumulan en la sangre igual que el colesterol. Las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas no son sanas, aunque no sean de origen animal. Evita los productos que contengan estas grasas y prefiere los aceites naturales de oliva, maíz, soya y canola naturales, antes que estas grasas vegetales artificiales”.

Notas Relacionadas

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments