Imprimir Noticia

La conservación de Islas Marietas por Bahía Unida es un caso que pone el ejemplo en diferentes áreas protegidas del país

Puerto Vallarta, Jal.- En el reciente Informe de Resultados de un año de trabajo por la conservación del Parque Nacional Islas Marietas, Ramón Joya, presidente y director general de Bahía Unida y propietario del yate Sea Mi Amor que opera la empresa Cruceros Beach Boy, dio una amplia explicación sobre lo que significó y ha representado un año y ocho meses, desde que cerró este Parque, para una restauración y reordenamiento general de la zona  y ser reabierto tres meses después.

Y fue precisamente en ese lapso de tiempo que se conformó la asociación civil Bahía Unida, cuyo objetivo es ordenar, cuidar, conservar y dar mantenimiento en materia ambiental al Parque Nacional Islas Marietas, así como apoyar y reforzar en labores de vigilancia a la CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), además de aportar un porcentaje de los recursos que se obtienen de parte de los visitantes al lugar a quienes se les cobra una cuota de recuperación precisamente para esos fines.

Precisamente durante el evento, Ramón Joya, a nombre de Bahía Unida hizo entrega de un simbólico cheque por la cantidad de 5 millones 691 mil 940 pesos al director de ANP, José Castrejón, producto de lo recaudado de por los cobros de los diferentes servicios prestados por los trabajadores de este rubro. Con parte de este dinero se han hecho algunas compras como dos motores para embarcaciones, una lancha y la contratación de personal capacitado para la vigilancia de la zona.

Ha sido, pues, poco más de un año de trabajo por la conservación del Parque Nacional Islas Marietas y en dicho Informe de Resultados estuvieron presentes cerca de un centenar de estos protagonistas atinadamente llamados “héroes de la conservación”, en un caso que ya pone el ejemplo en

todo el país; este modelo de trabajo de Bahía Unida ha sido solicitado en diferentes áreas protegidas de la República Mexicana.

Aquí las palabras de Ramón Joya: “La interpretación simplista de que el cierre de hace más de un año de la Playa del Amor en Islas Marietas tocó los intereses de los prestadores de servicios turísticos y que por esa razón tuvimos que organizarnos, dista mucho de ser una verdad.

“Exactamente el día que estábamos siendo felicitados por nuestro orden y disciplina en Marietas, por el saldo blanco de Semana Santa, nos vino la noticia del cierre; esto aceleró nuestros planes de asociarnos y ver por el futuro de la Isla.

“Vinieron grupos políticos a ofrecernos ayuda, a incitarnos a confrontar autoridades, cierres de vías de comunicación, toma de puentes, etcétera, etcétera, etcétera. Pero en nosotros ya habían sembrado la semilla de conciencia de lo que realmente estaba pasando en la Isla, ya habíamos comprendido la fragilidad del ecosistema, y comprendimos que si queríamos dejar un parque digno a las futuras generaciones deberíamos de empezar a trabajar en ello; no seríamos parte del problema, al contrario, seríamos parte medular de la solución.

“Recurrimos a profesionales en materia de conservación y restauración, formamos nuestra asociación civil, solicitamos que fuese donataria y así nuestras aportaciones serían deducibles de impuestos, nos acercamos a nuestras autoridades federales como PROFEPA, SEMARNAT, CONANP, y en conjunto entendimos nuestra misión y nos pusimos manos a la obra.

“En este andar encontramos a Pro-Natura, una asociación que nos ha guiado por este difícil camino de la conservación; se hicieron programas, se crearon sistemas satelitales únicos para nuestro parque; así, ahora, en tiempo real podemos ver qué embarcaciones  están en la isla y qué movimientos hacen; en estos días se está trabajando en la colocación de cámaras de seguridad con energía solar dentro del Parque.

“Hoy, a dieciocho meses del cierre, podemos asegurar que estamos ordenados, somos disciplinados, adaptamos las visitas a Playa del Amor al mínimo de visitantes permitidos, antepusimos nuestros intereses personales y dimos prioridad a los de la Isla, ya hay colonias de coral en crecimiento, la Isla está limpia, hay escuelas de peces.

“Orgullosamente puedo decirles que nuestro modelo de trabajo ha sido solicitado en diferentes áreas protegidas del país. Esto es una muestra que sociedad y autoridades pueden ir de la mano cuando se va a un fin común. “Bahía Unida no puede encerrarse en este modelo de éxito, debemos ir por más. Seguir trabajando en el ideal que fue creado, ver por la Bahía en general, llevar educación ambiental a las escuelas, a las comunidades, sobre todo a las que se encuentran cerca de los ríos, hacer limpieza de ríos, playas, etcétera, y unirse a programas de reforestación con empresas como Vallarta Adventure, concretar los planes de crecimiento en las Islas Marietas, trabajar con las autoridades para que las Islas Marietas sea un área libre de pesca, ordenarnos para el avistamiento de ballenas, tortugas, mantarrayas, queremos ir por más, por esto hoy, y con la seguridad que me dan los buenos resultados que nos respaldan, me honro en ser portavoz de la ampliación de esta estrategia hacia el Parque Nacional de Vida Submarina Los Arcos.

“El Parque Nacional Los Arcos, ícono de Puerto Vallarta es también fuente  importante de servicios ambientales, comerciales y turísticos para la región, nos necesita a todos; los invito a sumarse a esta estrategia de recaudación para la conservación y crecimiento de áreas en el parque; este brazalete que ustedes ven ahora es una aportación al proyecto, empresas como Vallarta Adventure, Eco Explorer, Cruceros Beach Boy y Bahía Alegre ya apuestan a ello.

“En Bahía Unida hay espacio para todos, les extiendo una invitación a todos ustedes, sean parte del cambio, sean parte vital del ordenamiento, de la seguridad para el turista y turistero vamos por un parque sustentable, digno y en crecimiento, por unas Islas Marietas que sigan siendo orgullo de la Bahía y de nosotros, vamos todos por una bahía unida”, finalizó Ramón Joya. 

Notas Relacionadas

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments